Pensar con talento

Parkinson

Hace poco hablaba sobre el principio de Peter y cuál fue mi sorpresa, que salió a colación dicho principio con un gran amigo de mi padre, el cual, me animo a conocer la ley de Parkinson quizá no tan conocida como la primera. 
Cyril Northcote, así se llamaba este autor británico que ya en 1930 predijo que la Marina real llegaría a tener más almirantes que barcos, en un afán predictivo sobre el crecimiento descontrolado de la burocracia.


Y es que somos presa de nuestros padres, siendo padres en este caso, herencia del vicio aplicado a la burocracia tecnológica que nos inunda; remedys, jiras, árboles descriptivos interminables que no sabemos cuál es nuestra hoja y menos aún porque rama debemos ir. 
La burocracia creada es difusa, torpe y nos proporciona falsas lecturas, a título personal creo que somos víctima del divide y vencerás, pues hemos dividido y en vez de vencer nos hemos encontrado con muchos caminos posibles lo cual nos oculta el camino bueno o correcto. 

¿Cuál es el error?

Sin duda el afán de no querer hacer bien las cosas, quizá por miedo a que si se hacen bien, ¿qué quedaría por poder hacer? ¿Las máquinas nos quitaran el trabajo?. Habrá ciertos lectores que recuerden esta frase. 
Mi padre me decía “El talento no es nada, hay demasiado talento, hay talento por todas partes”, decía “Trabaja, trabaja, trabaja, mátate a trabajar”. Geraldine Chaplin, hija de Charlie Chaplin
En fin, que cada uno saque sus conclusiones, las mías personales e intransferibles son que las entidades se complican más de lo normal, quizá por miedo, quizá por Parkinson, quizá por ignorancia, quizá por falta de talento, etc, etc.

En resumen

Conozco entidades que para la gestión económica de sus proyectos, las herramientas no son concurrentes, es decir, un usuario que se logee impide que otro pueda trabajar, conozco empresas que hacen uso de maquinaria obsoleta, que aún se pierde el tiempo en hardware desfasado link. Conozco empresas que.

Links

Interesante presentación sobre Big Data y análisis de datos.

0 comentarios: